Para que no me extrañen...

domingo, julio 23, 2006

Cosas felices y cosas tristes...

A) Primero, la cosa chingona que estoy haciendo: En el café El Papalote he abierto un "espacio" para leer las runas al público, así qeu si tienen dudas acerca de lo que está pasando por su vida, ya saben donde encontrame los miércoles y viernes por las tardes...



B) Los Amigos Prescindibles: La neta pues voy a ser muy neto... Y los Amigos Prescindibles son así porque puedes mandarlos a chingar a su madre de un momento a otro, los que puedes ver cada semana como una cita de doctor y ya, los que sirven para cumplir un requisito social y una necesidad boba (para ellos) de tomar alcohol acompañado y sentir que no eres estúpido por juntarte con gente igual de estúpida, los que de entre toda esa palabrería estúpida que se ha dicho sobre la amistad son sujetos de "úsese y tírese"... Me he dado cuenta que soy uno de ellos, no les deseo lo mismo....

Hasta luego

4 comentarios:

descartes dijo...

que onda con eso chuy, que paso este fin, de que me perdi.

bueno, luego que te vea te preguntare,
haa y ya me contaron de lo otro. hee , pillin

Jonatan Gamboa dijo...

En cierto sentido, todos somos prescindibles, no sólo como amigos, sino como seres humanos. Además, uno nunca sabe quién realmente te aprecia, la vida da vueltas extrañas, así que no se agûite mi Jesús, ces`t la vie.

Jonatan Gamboa dijo...

Por cierto, a mí no me contaron de lo otro, quiero saber...

Anónimo dijo...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»