Para que no me extrañen...

martes, octubre 09, 2007

Ineficacia de las autoridades, cualquier autoridad...

Llámese padres, directores, policías, directivos, administración, PROFECO, gobierno, etc... Maldita bola de clientelistas, inútiles, deshuevados, a favor "de lo que conviene", no de lo que es justo... Sigan con su reputísima utopía de justicia y estado de derecho, pues claro, siendo víctimas de hijos brutos de padres de autoridad nula, de dejadez imbécil.

Y aún se quejan, ¿de qué se quejan? ustedes mismos lo propician, ¡cómanse su propia mierda!

Renuncio a este ambiente tan imbécil... estoy encabronadísimo.

Au revoir

No hay comentarios.: