Para que no me extrañen...

miércoles, septiembre 17, 2008

Rezar, qué más nos queda

Ahora voy a poner aquí el montón de mamadas que me mandan por correo (perdón a las personas que me mandan esas cosas pero de plano hay unas que son reverendas tonterías) una de las últimas me llegó con el rollo de que Churchill puso a un montón de gente a rezar a las 8 de la noche para que cesaran los bombardeos en Inglaterra, yo sé que sí ayudó mucho eso de la oración (eso y que los soldados se han de haber fastidiado y se les acabaron las municiones); fuera de mamada, la oración sirve bastante bien, el problema es que es lo único que nos queda en estos tiempos, mientras están los máximos jerarcas dándose con sus extensiones fálicas por malcogidos nosotros pues a ver cómo nos las arreglamos para aguantar lo duro y lo tupido con sus tarugadas.

La verdad esto me preocupa bastante y me entrsitece más, todo lo que se pueda hacer aparte de rezar, hay que poner manos a la obra....

Hasta luego

1 comentario:

Alecanev dijo...

aparte de que comparto tu opinion sobre ese mail, el cual tambien a mi me llego... tu foto me pudo encantar!!
saluditos