Para que no me extrañen...

miércoles, febrero 18, 2009

Universidad Privada: no hay garantía de servicio de calidad

Entre los mexicanos que tuvimos la fortuna de acceder a un centro educativo cercano a nuestos hogares circula la broma de las Telesecundarias: lejanas, humildes, a veces (ojala no) inútiles. Pese a las bromas, yo valoro la formación que he tenido. Pero entre lo "más" privilegiados, es decir, los que asisten a universidades privadas realmente no las tienen todas consigo. Entre otras cosas puedos decir que algunos alumnos de esas instituciones ni siquiera saben leer para empezar.

Ahora imaginense cuando su universidad "superwow" está más cercana al cerro y la accesibilidad es similar a una telesecundaria. Con qué pinche jeta vienen a presumirnos a los de las universidades privadas. Que también, diche sea de paso, poseen la misma estupidez institucional que cualquier escuela patito.

Au revoir

2 comentarios:

Carlos dijo...

He que tiene de malo estar cerca del cerro?
creo que los de la San Pablo iban a ser nuestros vecinos, pero no creo que sobrevivan al clima extremo, ahora imaginate, para ir a "la tiendita de la esquina" hay que caminar medio km, sin contar la distancia a sus respectivos hogares, en fin. gajes del oficio, pero creo que si es muy distinto el modo en que ellos se perciben a cómo nos percibimos nosotros que estamos en una universidad pública.

saludos y buena vibra!!

La Mort dijo...

El edificio chiquito que veas por ahí cerca es la San Pablo, jeje, que tiene su entrada entre la terracería, pobrecitos los chamaquitos fresas y los que no pues se la han de ver negras, salir por ahí de noche es de locos :s