Para que no me extrañen...

martes, octubre 10, 2006

Reencontrando a Rulfo

Vuelvo a Comala, vuelvo a buscar a Susana, algunos fantasmas vuelven a ser mis compañeros de viaje...

Esa era mi época rulfeana, de hace años, hoy volví a encontrarla, quizá la forma en que la Manita de Puerco era tan cabroncilla sea resultado de ser consciente de esa tristeza, mi tristeza disfrazada de enojo (la muy cabrona) se fue de viaje un rato, ahora mis cuates van a tener que soportarme de chilletas, con cierta melancolía, juar juar.

Quizá vuelva a escribir poemas, quizá por fin me haya deshecho de aquella maldita pseudobruja que casi se come mi vida...

Festejemos que puedo estar triste :P
Au revoir

No hay comentarios.: