Para que no me extrañen...

jueves, diciembre 13, 2007

Pobre ton, pobre ton, pobre ton-ta

Pobrecitos aquellos que confunden ser buena gente con ser tonto, más tontos ellos que se engañan creyendo engañar a los demás, que no los ponen en evidencia porque son buena gente, jeje.

Me inspiran lástima y risa esos pendejos y pendejas (aquí sí vale hacer la distinción de sexos) que pretenden pasarse de listos conmigo, más idiotas se ven, en fin... Hoy descubrí otra forma de estupidez, wow, todos dias se aprende algo, digo, yo que puedo...

Mando unos caracolitos a "La Rugratz", "La Timbona" y "La Bachicha" pinche trío de arañas panteoneras de la escuela donde aún quesque me pretenden pagar.

Au Revoir

No hay comentarios.: