Para que no me extrañen...

sábado, septiembre 05, 2009

No habrá alegría...

¿Quién se creen esos idiotas que imaginan que pueden ordenarnos cuándo gozar de nuestra felicidad y cuando no?
¡Que se vayan al cuerno!

No hay comentarios.: